A desenclaustrar

Los caminos de la extensión en la Universidad argentina (2015) es un título de La Editorial de la Universidad Nacional de La Pampa (EdUNLPam) que analiza prácticas de extensión universitaria y se concentra en los cambios de enfoque que tuvieron lugar a partir del siglo XXI.

Fabricio Oyarbide, uno de los compiladores, sostiene en la introducción del libro: “la extensión representa una preparación colectiva y una experiencia organizada para la trascendencia del acto educativo universitario en sociedad, a partir de una decisión política de involucramiento participativo y transformador sobre las condiciones materiales  y subjetivas que definen el campo de acción”. Esa definición va orientar el sentido de las diez experiencias presentadas por distintos referentes en el tema.

Antes de la exposición de los casos puntuales, Jorge Castro, el otro compilador del volumen, repasa los hitos salientes en materia de extensión que tuvieron lugar entre 2005 y 2015. Ese período, de acuerdo con el autor, estuvo marcado por una nueva sensibilidad hacia las problemáticas sociales, cocinada al calor de la crisis de 2001. Sin embargo, serían las Jornadas Nacionales de Extensión, realizadas durante el 2005 en la Universidad Nacional de La Plata, las que permitirían que la mayoría de las universidades sobrepasaran con un nuevo vigor los límites de las funciones de investigación y docencia.

Virginia Iris Barbieri expone la experiencia de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA). Entre los aportes de la UNPA, se destaca la puesta en funcionamiento del Programa de Categorización de Actividades de Extensión y Vinculación. El objetivo fue reconocer con asignación de categorías la experticia de los y las docentes extensionistas. Por la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Gustavo Menéndez presenta novedades en una institución con una vasta experiencia en el terreno de la extensión. El trabajo de los Centros de Extensión Comunitaria quizá sea uno de los puntos más altos del trabajo desarrollado por la UNL. Estos centros son espacios de acuerdos interinstitucionales y comunitarios que alcanzan 47 barrios de la Ciudad de Santa Fe con diferentes propuestas.

Cuatro referentes de Universidad de Cuyo (UNCuyo) recorren la experiencia extensionista de esa institución. La puesta en marcha del Programa de Proyectos Sociales de Extensión Universitaria “Prof. Mauricio López” quizá sea la apuesta más audaz: una iniciativa para que docentes, estudiantes, egresados y personal de apoyo académico, junto con actores de la comunidad, pudieran llevar adelante proyectos dirigidos a la resolución de problemáticas sociales relevantes. El caso de la Universidad de Rosario (UNR), presentado también por cuatro referentes, sobresale por el trabajo en salud comunitaria a cargo del Centro de Asistencia a la Comunidad.

Juan Irala, por la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), también resalta el trabajo de su institución en el área de salud. El Programa UNNE Salud coordina el trabajo interdisciplinario de las Facultades de Medicina, Odontología, Ciencias Exactas y Ciencias Veterinarias para la prevención y la promoción de la salud en barrios de Corrientes y Chaco. Desde la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), por medio de Daniel de Michele y Marta Giacomino, se argumenta sobre la necesidad de la “curriculización” de la extensión universitaria y se da cuenta de los avances realizados por la UNER en ese sentido.

Son tres los referentes que exponen la experiencia de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (UNICEN). Este capítulo gira en torno de los desafíos para institucionalizar la extensión y del aporte de las herramientas de la comunicación para apuntalar ese esfuerzo. Juan Pablo Itoiz, de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA), hace hincapié en el compromiso social universitario desarrollado en las ciudades de Junín y Pergamino. Este compromiso, según el autor, también se expresa en el involucramiento con el diseño e implementación de políticas públicas.

Por último, se narran las iniciativas de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMDP) y de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam). Violeta Mertens analiza las prácticas socio comunitarias surgidas por iniciativa de estudiantes de la UNMDP. La autora subraya la “confluencia entre actividades formativas, de práctica solidaria y de generación de actividades diagnósticas que nutren temas de investigación”. Por la UNLPam, Ana María Rodríguez y Eleonora Gómez Castrilli describen el desarrollo y la promoción de actividades culturales y artísticas en las comunidades locales.

Esta reseña rescata apenas algunos aspectos de las diez experiencias presentadas. El libro de la EdUNLPam es una muestra de la pujanza –¿irreversible?– del trabajo de extensión universitaria y un aporte imprescindible para cualquier intento de romper los muros de las instituciones de educación superior.

@AAUNAHUR