La trastienda de la enseñanza

Cada viernes por la tarde, las y los docentes de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR) continúan reuniéndose por teleconferencia y a través del campus virtual institucional (https://campus.unahur.edu.ar/).

“La iniciativa –explica la titular del Departamento de Tecnología Educativa, Verónica Weber– se enmarca en un proyecto más amplio de capacitación y acompañamiento docente”. Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, las profesoras y profesores de la UNAHUR tuvieron que reconvertir, en muy poco tiempo, sus propuestas de presencialidad y pensar alternativas de enseñanza mediadas tecnológicamente. “Recuperamos el potencial de encontrarnos más allá del aislamiento y de la situación de emergencia”, afirma Weber.

Los elevados niveles de participación en estos encuentros virtuales demuestran que se trata de un espacio necesario y valorado: alrededor de cien docentes se están conectando a estas citas semanales. También están incluidos en los encuentros coordinadores y referentes de los cuatro institutos de la Universidad.

Las charlas que se organizan –informa Weber– toman temas que denominamos puntas de iceberg: se trata de asuntos de mucha importancia durante la pandemia, pero que también rescatan aspectos relevantes para cualquier propuesta de enseñanza presencial”. Estos encuentros pueden estar a cargo de docentes o referentes de la UNAHUR, pero también hay invitaciones especiales. Cuenta Weber: “La charla del pasado 8 de mayo, estuvo a cargo de una profesora de la Universidad Nacional de COMAHUE”.

Los temas abordados durante los primeros encuentros estuvieron más estrechamente vinculados a la construcción de propuestas de enseñanza virtuales. El primero de ellos, realizado el pasado 3 de abril y a cargo de Weber, se centró en una propuesta para organizar la presentación y el encuadre de las distintas materias durante la suspensión de las clases presenciales. En este mismo sentido, la profesora Melina Fernández dedicó otro viernes a repasar estrategias y herramientas para acompañar la formación en la virtualidad; mientras que Bárbara Panico, Laura Castiñeira, Pablo Bordoli  y Maitena Naife ofrecieron instrumentos potentes (cuestionarios y tareas) para el diseño de actividades y evaluaciones en el entorno virtual. “Nos interesa profundizar el trabajo en la virtualidad y ofrecer herramientas y recursos –destaca Weber–. Sin embargo, también realizamos un tratamiento más conceptual y teórico acerca de con qué sentido se recurre a estas nuevas posibilidades que ofrece la tecnología”.

Otros de los encuentros se centraron en cuestiones que van mucho más allá de la educación a distancia: la devolución de trabajos académicos como estrategia de orientación de estudiantes y la evaluación, un tema que siempre resulta polémico y desafiante. “Las charlas –detalla Weber– se ajustan de acuerdo con las necesidades que surgen entre profesoras y profesores; también por los planteos que nos hacen llegar referentes de los institutos”. Y agrega: “En este momento estamos trabajando el tema de la evaluación, considerando los distintos recursos que existen para desarrollar instrumentos, pero, sobre todo, con el objetivo de pensar cuál es su sentido, cómo evaluar y cómo se prevé la acreditación en el marco de las resoluciones que se van tomando en la institución”.

@AAUNAHUR