“Me traje vínculos fuertes, mucho aprendizaje y mucho crecimiento”

“Aunque no lo quieras, una experiencia de intercambio como la que viví te pega en la frente”, afirma Sofía Martínez Yantorno (32), estudiante del Profesorado Universitario de Letras de la UNAHUR que cursó el segundo cuatrimestre de 2018 en una Universidad de Bogotá.

“Me anoté en una convocatoria a través de la página web de la UNAHUR y, después de cumplir con algunas formalidades, pude realizar la experiencia”, relata la estudiante. Parte importante de la preparación previa pasa por encontrar un lugar donde alojarse: “En Argentina quizás no se usa tanto, pero en Colombia casi todos los estudiantes alquilan una habitación en alguna casa. Y eso fue lo que hice”. La opción elegida resultó un acierto: Martínez Yantorno se sintió acompañada desde el momento de su llegada.

La estudiante cursó cuatro materias en la Universidad privada Minuto de Dios: Literatura española, Literatura hispanoamericana, Literatura y sociedad, y Análisis del discurso. “Antes de llegar, me preocupaba un poco que la institución fuera católica. Pero la verdad que eso no supuso un problema. Las clases eran bastante abiertas y había pluralidad de voces”.

Lo que sí requirió un proceso de adaptación fue la metodología utilizada en las clases de la Universidad colombiana. Explica Martínez Yantorno: “Se basan en un enfoque que denominan praxiología. Es decir, se aprende a través de la práctica. Entonces, muchas veces teníamos que investigar por nuestra cuenta y hacíamos muchos trabajos prácticos”. Otra diferencia importante es que se requería de un carnet de identificación para ingresar a la institución: “En cambio –compara– a la UNAHUR viene la gente con las familias, con los chicos, viene la gente del barrio”. Pero deja claro: “Más allá de esas cosas, estoy muy contenta con el intercambio”.

Si bien la estudiante señala que todavía está procesando la experiencia vivida, ya tiene claridad sobre algunos aspectos esenciales. “Se aprende muchísimo más allá de lo académico –reflexiona–. La mitad del aprendizaje o más tiene que ver con el intercambio de culturas”. En el país hermano, tuvo la posibilidad de conocer personas de México, Brasil y Nueva Zelanda.

Se aprende mucho de otro país latinoamericano, que es tan distinto y tan igual al nuestro, opina Martínez Yantorno”. Y ejemplifica: “Una vez estaba hablando con dos periodistas, una mexicana y otra colombiana. Las dos contaban que en sus países se decía que si no ganaba la derecha las cosas iban a terminar como en Venezuela. Yo me reí porque a nosotros también nos dijeron lo mismo. Por suerte en México no les hicieron caso”.

El tiempo vivido en el exterior también lleva a profundizar la mirada sobre el propio lugar de origen: “Te hace valorar un montón tu país, quererlo más –dice–. De hecho, me puse muy contenta porque hay ciertas cuestiones que son muy valorables. La cuestión de género acá está muy avanzada en comparación con Colombia y, pese al retroceso que creo que tuvimos en los últimos años, también estamos mejor en materia de derechos humanos”. Otro aspecto que la estudiante rescata de la Argentina es el nivel de la educación superior: “Me di cuenta de que la formación de la UNAHUR es excelente. Cursé con personas que ya estaban preparando su tesis y podía intercambiar ideas y conceptos teóricos de igual a igual”.

*Recordá que hasta el 1° de marzo se encuentra abierta la convocatoria para intercambios académicos en México y Colombia durante el segundo cuatrimestre 2019

@AAUNAHUR