Se completa el círculo

El pasado 18 de septiembre, las primeras tres personas graduadas de la UNAHUR que concursaron cargos docentes se reunieron con las referentes de la asignatura Espacio de Integración Curricular (ESIC) de la Licenciatura en Educación. Se trata de Verónica Barrionuevo, Fernanda Falero López e Iván Bals, quienes fueron seleccionados entre quince postulantes. Participaron de la reunión las docentes Lizzie Wanger, Mariana Lavari, Marió Vázquez Gamboa, Mónica Ippólito y Ana Vázquez.

El ESIC es un espacio curricular anual y tiene un funcionamiento similar a lo que en otras instituciones se conoce como “taller de tesis”. Por eso, demanda un seguimiento personalizado de cada uno y cada una de los estudiantes. En una primera instancia, se presenta un trabajo grupal y, una vez finalizada la cursada, cada estudiante debe entregar su trabajo final individual, que es equivalente a una tesina. “Necesitamos de ustedes para el acompañamiento cuerpo a cuerpo de los y las estudiantes del ESIC”, dijo Wanger al flamante grupo de docentes.

Pablo Urquiza, director del Instituto de Educación, les dio la bienvenida a Barrionuevo, Falero López y Bals: “Para nosotros, esto que parece tan pequeño es demasiado importante. El rector Jaime Perczyk siempre dice que el círculo de la UNAHUR se completa cuando nuestros egresados se convierten en nuestros docentes y eso es lo que hoy está sucediendo”. Luego transmitió sus expectativas a los nuevos docentes: “Esperamos que el trabajo de ustedes contribuya a que esta Universidad sea más justa, más grande y más inclusiva”.

La reunión del equipo docente apuntó, sobre todo, a la preparación de la cuarta edición del simposio que cada año organiza el taller de ESIC. En esta instancia, pautada para el 19 de octubre, los grupos de estudiantes, agrupados por ejes temáticos, presentan los avances de sus trabajos de investigación. Se espera la participación de entre ochenta y noventa grupos.

Los nuevos integrantes del equipo docente de ESIC presentan perfiles profesionales y recorridos de vida diversos.

Verónica Barrionuevo es técnica en Recreación y se graduó en 2019 como licenciada en Educación (UNAHUR). Trabaja con jóvenes, tanto en espacios formales como no formales. En la escuela secundaria, su trabajo apunta a generar espacios inclusivos: “Trato de pensar y articular lo pedagógico, lo convivencial y lo barrial”. Desde 2019, también dicta clases de Pedagogía I en la UNAHUR.

Fernanda Falero López, en cambio, es maestra de grado desde 2008 y trabaja en comunidades vulneradas de Loma Hermosa, municipio de Tres de Febrero. En 2018, terminó su Licenciatura en Educación (UNAHUR). Fue alumna asistente de la asignatura Sujetos e Instituciones entre agosto de 2018 y agosto de 2019. “Cuando era estudiante de ESIC, hicimos una investigación relacionada con la influencia del trabajo de los Equipos de Orientación Escolar en las trayectorias escolares”. Además, cursa la Especialización en Docencia Universitaria de la UNAHUR.

Por último, Iván Bals es profesor de Teología, Ciencias de la Educación y Filosofía. En 2018, se graduó como licenciado en Educación (UNAHUR). Durante dos cuatrimestres, estuvo a cargo del Taller de Vida Universitaria destinado a ingresantes de la UNAHUR. En la misma institución, dicta la asignatura Filosofía de la Educación. Además, desde 2016, se desempeña en dos institutos de formación de docente. “Estuve muchos años sin trabajar en la docencia –cuenta–. Si bien obtuve mi título docente en 1998, en 1999 salí del sistema y no volví hasta 2016. Soy varón trans y, como en ese momento no tenía la documentación pertinente y no me encontraba en condiciones de estar dando explicaciones, dejé la docencia. Después de 2012, con la Ley de Identidad de Género, pude hacer la documentación nueva y acceder al tratamiento quirúrgico y hormonal. Efectivamente, esta Universidad es inclusiva y lo vivo en carne propia”.

@AAUNAHUR