Se fortalece el vínculo de la universidad y las escuelas secundarias

Durante 2017 la Universidad Nacional de Hurlingham fijó como prioridad la articulación con escuelas secundarias del distrito. El proyecto apuntó a fortalecer las trayectorias y a tender un puente con los niveles obligatorios del sistema educativo.

La enseñanza en la escuela secundaria fue un eje transversal desde el cual se abordaron diversas acciones entrelazadas en un proyecto de mejora que coordinó el Lic. Gabriel Brener, quien explicó “la universidad crece y se fortalece en la medida que se reconoce en las necesidades de inclusión educativa de las escuelas secundarias”.

La propuesta apuntó a fortalecer las trayectorias de los estudiantes y al mismo tiempo a mejorar las prácticas profesionales de los docentes. Para ello se conformó un espacio interdisciplinario organizado a partir de cuatro áreas: inglés, letras, matemática y ciencias naturales.

En primer lugar,  se realizaron una serie de encuentros con inspectores y equipos directivos de escuelas de Hurlingham para realizar un diagnóstico y planificar las actividades. La Inspectora de Enseñanza Secundaria de Hurlingham Prof. Estrella Martínez opinó: “en la medida que un docente fortalece sus trayectorias pedagógicas, ofrece mayores oportunidades de inclusión a los pibes”.

En cuanto al área de letras, la propuesta fue poder conversar con profesores y profesoras y pensar acciones en relación a las lecturas y las escrituras. La directora del Profesorado universitario de Letras, Dra. Claudia Torre destacó: “los estudiantes de secundaria tienen sus propios modos de leer y escribir, atravesados por el impacto de las nuevas tecnologías”.

Brener: “Tenemos la posibilidad de aprender a construir problemas, y que la universidad y las escuelas podamos juntarnos a comprender la complejidad de los problemas de las escuelas secundarias y resolverlos”.

Desde el área de inglés se llevaron a cabo tres encuentros con docentes, la directora del Profesorado universitario de Inglés, Lic. Andrea Scagnetti comentó, “propusimos un trabajo en torno al desarrollo de las cuatro macro habilidades tomando como eje la lectura de textos auténticos y en la última reunión, que se desarrolló en el campus de la universidad, trabajamos el rol de la literatura en el aula de inglés”.

En matemática se desarrollaron secuencias didácticas, para abordar las problemáticas que surgen en el aula, sobre todo orientadas  al primer ciclo. Por último, las propuestas de ciencias naturales se centraron en la enseñanza de ciencias en el laboratorio.

El trabajo por áreas incluyó prácticas en las escuelas de los estudiantes de los profesorados del Instituto de Educación y acciones de formación docente para fortalecer las trayectorias profesionales. La propuesta académica se combinó con acciones de extensión y proyectos de investigación, a nivel territorial, con vistas a ampliarse a nivel regional.

Al respecto Brener plantea, “tenemos la posibilidad de aprender a construir problemas, y que la universidad y las escuelas podamos juntarnos a comprender la complejidad de los problemas de las escuelas secundarias y resolverlos”.

Los espacios de formación continua que ofrece la universidad tienen un alto impacto, para los docentes y para los estudiantes, como lo explicó Martinez, “en Hurlingham no teníamos la posibilidad de ampliar nuestros marcos conceptuales, terminar nuestras formaciones. Teníamos que trasladarnos y muchos caminos quedaban truncos”.

Para este año está previsto continuar el trabajo en las escuelas, a través de las prácticas de los estudiantes de los profesorados y las acciones de formación docente. Además el Instituto de Educación organizará encuentros y conferencias que sostendrán el fortalecimiento de las escuelas secundarias.

@AAUNAHUR