Un enérgico repudio

Foto por Mariana Eliano. En: Presente. Retratos de la educación argentina (2014).

Ante los dichos de público conocimiento de la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, las y los docentes y estudiantes de la Maestría en Política Educativa de la Universidad Nacional de Hurlingham (UNAHUR) expresan su posicionamiento ético-político. “Sus palabras son injustas, incoherentes y estigmatizan a la escuela pública y a sus actores”, sostienen.

Hurlingham, 18 de noviembre del 2020

A toda la comunidad educativa:

Los abajo firmantes; estudiantes de la Maestría en Política Educativa de la UNAHUR, y docentes que abrazamos la educación pública, popular, gratuita, democrática y con perspectiva de género, repudiamos enérgicamente los dichos condenatorios, cargados de desprecio y soberbia, de la Ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Soledad Acuña.

Creemos que la Ministra, en su carácter de funcionaria pública, tiene la responsabilidad de garantizar los objetivos que establece la Ley de Educación Nacional 26.206 (LEN) en su jurisdicción: promover una educación pública que garantice la igualdad de oportunidades para todos los niveles y modalidades del Sistema Educativo, entendiendo que la educación es un derecho social y un bien público.

Los dichos de la Ministra de Educación de la Ciudad estigmatizan a las/os estudiantes de profesorados y educadoras/es. Sus palabras eluden la responsabilidad de generar políticas que garanticen la educación en igualdad de oportunidades. Nadie fracasa por intentar una y otra vez distintos caminos de vida, que abren mundos y posibilidades. En este sentido, sostenemos que esas búsquedas, cuantificables según Acuña, demuestran un profundo compromiso en la emancipación de otras/os. Si esto es así, entonces esas trayectorias no lineales valen la pena.

También nos preguntamos desde qué lugar o en calidad de qué se arroga el derecho a opinar sobre el capital cultural de las/os docentes. Nos preguntamos si el desprecio es un signo de buena educación. Hay, en las palabras de la Ministra, una mirada sesgada por prejuicios de diversa índole; los mismos que tienen las clases que se consideran superiores y que –históricamente– han pretendido fijar los futuros para las clases oprimidas. Esa es la manera de reproducir determinismos sociales, que no hacen más que legitimar desigualdades.

Ante semejantes dichos, se nos interpela para reaccionar con nuestras mejores ideas y acciones colectivas, no sólo entre educadores y educadoras, sino también junto a nuestras/os colegas en formación, para desanestesiarnos de tanto mandato elitista, de tanto titular mentiroso, de tanta afrenta sostenida. La educación pública saca a las personas de la trampa de los prejuicios estigmatizantes del no merecimiento de una vida mejor, con mayores y mejores oportunidades.

Por eso adherimos a las palabras del director de nuestra Maestría, Alberto Sileoni, ex Ministro de Educación de la Nación, en las cuales ratifica la necesidad de “abrir las puertas a todas y todos; asegurarles que pueden, que es necesario que se sumen y enriquezcan el sistema educativo, tenemos que ratificar nuestra plena confianza, para recordarnos (y recordarles), que la noble igualdad, no es una expresión vacía de nuestro himno patrio”.

Amanda R. González – Carla A. Saule – Julieta Simari – Jorgelina Piccinini – José Pereira – Paula Soledad Viotti – Laura Rinaldi – Gladys Beatriz Vera – Ana Bond – Estrella Martínez – Raquel Taborda – Elizabeth Frutos – Sheila Turco – Rocío Valdez – Florencia Gavio – Natalia Sánchez Davoli – José Luis Silva – María Celeste Berbel – Guido Casabona – Verónica Barrionuevo – Vanesa Faccini – Yésica Pereira – Nadia Montesano – Florencia Arrieta – Solange Mansilla – Noelia Soria – Bárbara Ruiz Díaz – Jésica Torres – Mirta Isolina Galván – Sergio Daniel Berón – Vanesa Depaoli – Iván Bals Lavilla – Andrea López – Daiana Di Salvo – Osvaldo Guido Cipolloni – Andrea Steiervalt – María Fernanda De Benedetto – Sonia Pacheco – Gladys Tagle – Leonardo Miguel Fioretta – Andrea Adelina Finotti – Camila Piccirilli – Pablo Husson – Carolina Abades – Claudia Robidú – Romina Gambini – Fernanda Falero López – Rodolfo Oviedo – Manuel Benítez – María Laura Fernández Dobler – Claudia Ross – Edgardo G. Cabaña.